Inés De Viaud

Musicoterapia

Home | Calendario-Agenda | Biografia-Biography-Biographie | About Me - Sobre mi | Mi llamado - The call | Arte & Caffè | Family- Famiglia | Momentos | Discografia-Albums | VIDEOS | MUSICA | Photos-Fotografias | Fotos-Publicidad | LiNKS | Friends-Amigos-Amici | Musicoterapia | Cartas credenciales | Testimonios | Contactos | LIBRERIAS | BECAS de Estudio | FIHNEC
MUSICOTERAPIA y Fe 

musicoterapia-italia.gif

Inés De Viaud, cantautora de EL Salvador, cultiva desde niña la pasión por la música e inicia muy pronto a tocar el piano y sucesivamente la guitarra, introduciéndose luego en el mundo de la música comercial y haciendo sus primeros conciertos. 

 

Después de la muerte de su padre, que señala ella un período particular en cuánto le hace redescubrir los valores de la fe y la solidaridad respecto a quien sufre, su música y sus textos cambian, asumiendo un nuevo sentido: canta mas allá de la esperanza… donde el sufrimiento está presente. Sus "nuevas" canciones se inspiran en pasajes del Evangelio y se transforman en un ruego de curación del alma y el espíritu, porque llevan alivio a los que sufren; por este motivo, hospitales, cárceles, orfanatos y casas de acogida la llaman por conciertos. 

¿Cómo has entendido que la música pudiera desarrollar en tu vida un papel tan importante? 

Yo creo que todo, en el fondo, empezó de aquella vez en que canté en un hospital público, en mi país, El Salvador. Después de un tiempo de asistir y cantar en las misas para los enfermos, el capellán me hizo saber que Dios estaba utilizándome en el alivio de los pacientes a través de la música. Yo, he pensado esto como algo increíble, maravilloso, aunque me sentí indigna de ser utilizada por el Dios. 

Fue en todo caso hermoso saber que, a través de la música, un canto que contiene cierto mensaje, he podido ser capaz de llevar esperanza a personas que perdieron el gusto y a menudo también el sentido de la vida. 

Todo llevamos en nosotros alguna huella, alguna herida del pasado, desde el momento en que estamos en el seno materno. Ahora bien, yo creo que a través de una música, que sea mezcla de canto y ruego, podemos sanar estas señales de sufrimiento en nuestro pasado. 

Que la música tenga un poder terapéutico más, ninguno lo duda, sin embargo todavía tenemos que mucho que recorrer para usarla con toda valencia. Querría sólo sugerir algunas atenciones. 

La música es ritmo y armonía; estos dos cosas no pueden ser divididas, de otro modo se hace vana su fuerza terapéutica. Además la música implica, no sólo el espíritu, sino también el cuerpo, en cuánto pasa por los sentimientos, que son el anillo de conjunción entre el cuerpo y el espíritu.

En efecto la salud es contraseñada por el control de los mismos sentidos y la misma conducta mental.  

(tomado de la pagina www.dituttounpo.it)

Enter supporting content here